Blog

¿Cómo hacer un presupuesto familiar? Prueba la Regla 50/20/30

¿Cómo hacer un presupuesto familiar? Prueba la Regla 50/20/30

¿Te has preguntado cómo diseñar tu presupuesto familiar? Esta simple fórmula lo hará fácil.

Manejar tu dinero con inteligencia es imprescindible para ayudarte a encontrar el mejor hogar dentro que más se ajuste a tu presupuesto familiar. Y no, las matemáticas detrás de una servilleta no funcionarán. No solo necesitas organizarte, sino también tienes que tomar decisiones presupuestarias difíciles sobre cómo gastar tu dinero.

 

Esto puede ser abrumador, pero hay una estrategia inteligente y sencilla que hace de la elaboración de un presupuesto familiar algo sencillo.

 

¿Cómo hacer un presupuesto familiar? Prueba la Regla 50/20/30
Manejar tu dinero con inteligencia es imprescindible para ayudarte a encontrar el mejor hogar.

 

Es la llamada la regla 50/20/30, y puede ayudarte a supervisar cuánto gastas y dónde puedes ahorrar dinero, dividiendo tus finanzas en tres categorías: esenciales para vivir, ahorros, y gastos personales. Así es como funciona.

 

¿Qué es esto?

La regla 50/20/30 te ayuda a construir un presupuesto familiar reduciendo tus gastos a tres categorías:

  • 50 por ciento de tu ingreso debería ir a los esenciales para vivir: Esto incluye tu arriendo, servicios públicos y necesidades como alimentos y gastos de transporte al trabajo. Mantén en mente que este porcentaje es el máximo que deberías gastar.

 

  • 20 por ciento de tu ingreso debería ir a objetivos financieros: Es decir tus ahorros, inversiones y pagos de reducción de deudas. Si tienes objetivos financieros más elevados que el promedio—como aquellos que no tienen una jubilación respaldada por el empleador, o aquellos que su deuda académica consume todo el 20 por ciento—podrías querer considerar aumentar esa cifra.​

 

  • 30 por ciento de tu ingreso debería ser usado para gastos personales: Esto es todo lo que compras cuando quieres, pero que no necesariamente necesitas: vacaciones, entretenimiento, y compras. Esto te deja disfrutar el dinero que ganas, sin excederte—y ciertamente puedes ahorrar si tú gastas menos del 30 por ciento cada mes.

 

¿Cómo hacer un presupuesto familiar? Prueba la Regla 50/20/30
La regla 50/20/30 te ayuda a construir un presupuesto familiar reduciendo tus gastos a tres categorías.

 

¿Por qué funciona?

  • Claridad y precision: Teniendo solo tres simples categorías te permite enfocarte en tu presupuesto familiar y metas a medida que avanzas hacia una major estabilidad financiera.

 

  • Flexibilidad y libertad: Funciona a través de los niveles de ingreso al tener tres categorías que son alterables dependiendo de tu circunstancia individual. “La pauta del presupuesto 50/20/30 puede funcionar si estás arrendando o pagando un crédito hipotecario,” dice Kayse A. Kress, una planificadora financiera certificada en Hartford, Connecticut. “Este tipo de enfoque presupuestario permite la flexibilidad, lo cual es la clave ya que la imagen financiera de todos es diferente.”

 

  • Foco en el futuro: La categoría de ahorros te ofrece una forma segura de pagar deudas y ahorrar para compras importantes, como un pago inicial y jubilación, dice Doug Bellfy, un planificador financiero con Synergy Financial Planning en South Glastonbury, Connecticut. Él recomienda dividir la categoría del 20 por ciento en 15 por ciento para jubilación y 5 por ciento para un pago inicial de una futura casa.

 

¿Cómo hacer un presupuesto familiar? Prueba la Regla 50/20/30
Teniendo solo tres simples categorías te permite enfocarte en tu presupuesto familiar y metas a medida que avanzas hacia una major estabilidad financiera.

 

¿Cómo empezar?

  • Determina tu sueldo neto mensual: Si tienes un nuevo trabajo o salario, puedes usar una calculadora de salario en línea gratis. Usa este punto de partida para dividir tu dinero en las directrices 50/20/30. Recuerda que ser un empleado autónomo puede causar fluctuaciones en tu ingreso por mes, así que basa tu presupuesto de arriendo en tu ingreso promedio mensual.

 

  • Examina tus hábitos de gastos: Mira los estados bancarios, la tarjeta de débito, la tarjeta de crédito y revisa todos tus gastos. No dejes de lado tus lattes de media tarde, la hora loca semanal con compañeros de trabajo, o el almacenamiento extra para tu teléfono móvil. Si vives en una zona de alquiler alto como Lo Barnechea o Vitacura, es posible que tus gastos de manutención superen el 50 por ciento. Si no es posible moverte a un área menos costosa, la categoría de gastos de manutención debería reducirse en la categoría de gastos personales flexibles hasta que tus ingresos aumenten para superar el desbalance.

 

  • Planíficalo: Si tus gastos no se alinean con la Regla 50/20/30, elabora un plan para cambiar algunos de tus gastos a las categorías correctas. Es posible que necesites reducir los despilfarros o mirar un conjunto de listados de arriendos diferentes de lo que tenías planeados. Por otro lado, si gastas menos dinero en lo esencial para vivir o en gastos personales, destínalo a pagar deudas o a ahorrar para el futuro.

 

¿Cómo desglosas tu presupuesto de arriendo? Déjanos saber qué ha funcionado para ti en los comentarios abajo.

 



Volver